Crisis sanitaria dificulta acceso a la salud de las mujeres venezolanas, según ONG

Este 28 de mayo en el marco de la celebración del Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, diversas organizaciones venezolanas expresaron su preocupación por la situación sanitaria de la población femenina en el país.

El problema más grave: el difícil acceso a la atención médica y a los tratamientos. Ambos producto de la paralización de servicios tras la pandemia del Covid-19.

Servicios de salud en el olvido

“Con el tema de la pandemia se ha prestado más atención al virus, pero se han olvidado los servicios de salud a la mujer. Las venezolanas hoy en día no encuentran como atenderse para diagnosticar enfermedades que en algunos casos podrían ser mortales. El cáncer uterino, por ejemplo”, apuntó Belmar Franceschi, directora de la Asociación Civil de Planificación Familiar (Plafam)

También indicó que Plafam decidió abrir consultas oncológicas y de medicina interna en Caracas para suplir las necesidades de miles de pacientes que no ubican centros públicos a los cuáles acudir. 

“Ha aumentado el flujo de mujeres que vienen a consultas, ya que los consultorios públicos no funcionan constantemente y los hospitales están dedicados al COVID”, expresó Franceschi. 

La ONG Mulier, en el estado Zulia, denunció que el acceso a la atención sanitaria representa un tema muy complejo para mujeres de bajos recursos económicos porque los servicios públicos de salud no operan como deberían y la falta de gasolina imposibilita que algunas se trasladen hasta los hospitales. 

“Es necesario prestarle atención a otras enfermedades y casos. Nos han contactado mujeres embarazadas a las que les han negado el control prenatal con la excusa de que estamos en una situación de emergencia humanitaria. Si todos los hospitales se enfocan en el COVID, ¿cuáles quedan para atender otros pacientes?”, señaló Estefanía Mendoza, coordinadora de Mulier.

Además, aseguró que el estrés generado por el confinamiento influye negativamente en la salud de las venezolanas. “En el primer semestre del año encuestamos a cien mujeres en el estado Zulia y 29% de ellas presentaron enfermedades relacionadas con la situación de violencia o estrés que vivían en casa”, expresó Mendoza. 

Por otro lado, la Alianza de Organizaciones “Salud Para Todas”, reportó en su informe de abril de 2021 “La salud de las mujeres en Venezuela”, que 6 de cada 10 mujeres no pueden costear consultas privadas de medicina general, ginecología y mastología en el país.

Dónde son más vulnerables

El mismo estudio Alianza de Organizaciones “Salud Para Todas” destacó que 6% de las adolescentes entrevistadas presentaron tumores malignos y que más de 90% de ellas no accedieron a quimioterapia o radioterapia.  

“Es algo muy precario y doloroso, donde la paciente sufre. Lo que en un principio era solo un tumor pequeño puede llegar a metástasis y causar la muerte. Pero es muy difícil contar con el sistema público”, afirmó la doctora Ludmila Calvo, presidenta de la Asociación Senosalud.

“Las quimioterapias se hacen prácticamente a nivel privado. Y el costo de una sesión puede variar entre los 80 y 200 dólares. Solamente una sesión, que no incluye el medicamento”, expresó.

Es un viacrucis muy fuerte para enfrentar las enfermedades, dijo. “Yo misma soy paciente y no recibo el medicamento desde hace un año y medio. Y no es solo el tratamiento, muchas mujeres tampoco tienen cómo hacerse una mamografía en la actualidad por los altos precios. Por otra parte, en el interior del país los equipos no están funcionando”, explicó Calvo.

El cáncer no espera

La doctora Calvo destacó que el COVID-19 ha tapado un poco otras enfermedades. “Pero el cáncer no se detiene: es una de las primeras causas oncológicas de muerte de la mujer en Venezuela”, señaló. 

Y aclaró que el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss) es el encargado de hacer llegar a las pacientes los medicamentos de alto costo relacionados con el cáncer de seno. 

No obstante, el Seguro Social no cumple todo el tiempo con la entrega del tratamiento, lo que obliga a las venezolanas a buscar otras alternativas para adquirirlo. Algunas se disuaden de hacerlo por los precios del mismo en 2021, dijo. 

Senosalud, la organización que preside, advierte que la crisis en los hospitales, la falta de equipos para realizar mamografías y los costos de medicamentos causan que las pacientes puedan durar años sin tratarse

Ahora bien, hay gente brindando apoyo. En el caso de esta ONG -debido a las medidas de cuarentena dictadas en Venezuela- presta servicios de exámenes médicos los días martes y jueves. Actualmente, atienden entre 60 y 70 mujeres semanales en Caracas.

La salud mental amenaza 

Estefanía Mendoza, coordinadora de Mulier, hizo énfasis en la salud mental femenina y recordó que, incluso en medio de la pandemia, las venezolanas tienen la mayor carga familiar y son las que ocupan gran parte de los roles en sus hogares.

“Están recargadas con los niños en la casa, muchas veces están obligadas a salir a la calle a trabajar, se ha intensificado la situación de violencia en los hogares por la cuarentena y todo esto genera problemas graves de salud mental. Eso no puede olvidarse”, declaró Mendoza.

Otro dato más: según las cifras del informe de la Alianza de Organizaciones “Salud Para Todas”, 21,5% de las mujeres encuestadas presentaron ansiedad y 20,4% sufren de depresión.  

También Francelia Ruiz, directora de proyectos de Convite, sostiene que la falta de medicamentos, que se ha visto evidenciada en los últimos años, genera un estrés que en muchos casos puede concluir en una enfermedad crónica en las mujeres, que llevan cargas muy diferenciadas en el hogar. “Ya hemos visto casos de este tipo”, comentó  

Y reconoce que la salud mental es un tema que debe ser estudiado a profundidad, en especial porque el confinamiento y el agobio causado por el mismo supone un riesgo para las venezolanas. 

“En los dos últimos años se ha incrementado más de 50% la solicitud de medicamentos para depresión en Venezuela”, manifestó Francelia Ruiz. 

Finalmente, reafirmó que es necesario que tanto el sector público como privado garantice atención psicológica a la población femenina. Y que la salud mental sea contemplada como algo fundamental en el marco de la crisis sanitaria. 

“Hay un estigma que debe ser eliminado en la sociedad. La depresión y los trastornos (como la ansiedad y el pánico), deben ser considerados también, tanto como otras enfermedades crónicas”, puntualizó. 

Otras enfermedades

La Alianza de Organizaciones “Salud Para Todas” en su investigación de abril 2021 sobre la situación de 843 mujeres en Venezuela, informó que 2 de cada 10 sufren de hipertensión arterial elevada y 40% no puede adquirir el tratamiento. Además, 2 de cada 10 embarazadas dijo haber presentado hipertensión arterial y 66,7% infecciones urinarias.

Igualmente, la Asociación Civil Convite ha documentado un incremento de solicitudes de medicamentos para tratar principalmente diabetes, hipertensión e infecciones respiratorias agudas entre 2020 y 2021.

De acuerdo con el Observatorio Venezolano de la Salud, en el país hay una prevalencia de 7% de diabetes tipo 2 y incidencia de 26% de hipertensión arterial, donde las mujeres son las más afectadas por estas enfermedades.

Notiespartano/EfectoCocuyo

Compruebe también

Alertan en Monagas sobre repunte de casos de VIH-SIDA

El Coordinador de Infectología del Hospital Dr. Manuel Núñez Tovar de la ciudad Maturín, Dr. …