México anula votación sindical de GM, legisladores EEUU advierten de abusos laborales

Por Daina Beth Solomon y David Shepardson

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) -Autoridades mexicanas ordenaron el martes al sindicato de General Motors en la ciudad Silao repetir una votación de trabajadores tras la presión ejercida por legisladores estadounidenses para que el fabricante de automóviles aborde supuestos abusos que podrían violar un nuevo acuerdo comercial.

La secretaría del Trabajo de México dijo que encontró «irregularidades graves» en la votación del mes pasado, que es necesaria bajo una reforma laboral mexicana para asegurar que los trabajadores no estén atados a contratos firmados a sus espaldas y que mantienen bajos los salarios.

Estas votaciones son parte de un esfuerzo más amplio que sustenta las promesas del nuevo tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC) para defender los derechos de los trabajadores.

Las preocupaciones sobre GM <GM.N > surgen en medio de varias quejas en los últimos días sobre abusos laborales en México, justo cuando activistas y políticos estadounidenses comienzan a ejercer nuevos poderes para hacer cumplir las normas laborales al sur de la frontera consagradas en el TMEC.

La AFL-CIO, la central obrera más grande de Estados Unidos, instó el lunes al gobierno de ese país a presentar una queja en el marco del TMEC contra Tridonex, una planta de autopartes en la ciudad fronteriza mexicana Matamoros, donde, dijo, se ha impedido que los trabajadores puedan elegir un sindicato independiente.

En el caso de GM, algunas papeletas fueron destruidas durante la votación dirigida por el sindicato, afirmó la Secretaría del Trabajo de México. También aseguró que el sindicato, que es parte de la poderosa Confederación de Trabajadores de México (CTM), se negó a entregar a inspectores laborales documentación del recuento de votos.

Los representantes estadounidenses Dan Kildee, Bill Pascrell y Earl Blumenauer, todos demócratas, pidieron a GM que respondiera preguntas sobre posibles abusos.

Los legisladores citaron reportes noticiosos que indicaban que funcionarios de GM además habían destituido a los inspectores independientes, entre otras tácticas de intimidación contra los trabajadores.

GM ha negado haber actuado mal y ha dicho que no se impidió a los inspectores aprobados por el Gobierno entrar al lugar de la votación. También dijo que condenaba las violaciones de los derechos laborales y que había contratado a una empresa externa para revisar el asunto.

El sindicato de GM debe realizar una nueva votación dentro de 30 días, dijo la Secretaría del Trabajo, luego de que las irregularidades en la votación inicial «vulneraron los principios de seguridad y certeza».

Hugo Varela, titular de la CTM en el estado Guanajuato, donde se ubica la planta de Silao, no respondió a una solicitud de comentarios sobre la orden de la Secretaría del Trabajo. Anteriormente dijo que la CTM estaba comprometida con el cumplimiento de la ley y la conservación de puestos de trabajo.

Un portavoz de la oficina del Represente Comercial de Estados Unidos declinó comentar sobre GM.

La disputada votación en la planta de Silao, que emplea a unas 6,000 personas, se produjo varios días antes de que GM dijera que invertiría 1,000 millones de dólares en un complejo de fabricación de vehículos eléctricos en México, lo que provocó críticas de la United Auto Workers.

(Con reporte adicional de Sharay Angulo en Ciudad de México, David Shepardson en Washington y Ben Klayman en Detroit. Editado por Abraham González y Adriana Barrera)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH4A1DY-BASEIMAGE

Compruebe también

JD Sports comprará una participación del 80% en el minorista online español Deporvillage

28 jun (Reuters) – JD Sports Fashion dijo el lunes que su unidad española comprará …