La cómica del consenso por Manuel Avila

La definición de consenso es una especie de acuerdo o conformidad en algo de todas las personas que pertenecen a una colectividad. Ese planteamiento teórico trasladado a la realidad política se convierte en un arma de doble filo cuando los avispados personajes de la ficción política convierten en el concepto en un instrumento de su propiedad. Ahí es donde está el error al pretender endosarse el consenso y convertirlo en un ungüento para todos los males.

En Nueva Esparta le ha correspondido al fracaso Gobernador tratar de poner las piedras políticas a su favor a base de canonjías y entregas tuteladas. Esa química no funciona en la región porque pretender usar cáscaras vacías de partidos políticos que en estos tiempos no valen medio y que como capital político tienen a hombres solitarios que solo se miran en su espejo particular.

La tesis del consenso es de todo un pueblo que quiere cambios y que ya vio el fracaso de un Gobernador que nunca arrancó su propuesta gubernamental porque se quedó prisionero de la construcción adverbial “No hay real”. No pudo el mandatario llevar adelante propuestas sociales para darle el impulso a la Nueva Esparta que esperó con ansiedad la salida de Carlos Mata Figueroa y terminó presa en un bucle de mentiras y falsas promesas de redención. Por eso la tesis de muchos analistas que llegaron a señalar que mejor era el general que el de Conejeros y que pegaron su planteamiento al plasmar en el papel que esa circunstancia con la experiencia gerencial de Mariño no ha debido llegar a la Gobernación de ninguna manera.

Por eso cuando leí “el Manifiesto de Coche” firmado por 6 organizaciones políticas sin fuerzas y representadas por Asisclo Hernández, Luís Miguel Rodríguez (PJ), Miguel Valderrama y Samuel Valderrama (AP), Isaac Aguilera y Lismar Aguilera (Ecológico), Yonis Vásque (El Cambio), Will Salazar (UNT), Francisco Rodríguez e Isabel González (AD). Terminé entendiendo la cómica de organizaciones políticas que todavía creen que los ciudadanos se chupan el dedo. Ese acto del humorismo político pretenden los asalariados del Gobernador que la gente de Coche lo vea como un acto trascendental para consolidar la democracia. Pero lo más cumbre es que esos desconocidos personajes imponen por orden de su jefe supremo a Rafael González como la referencia política del momento en la Isla de Coche sin considerar a Ignacio “Nacho” Suárez y José María Fermín. Otra jugada atropellada de quienes no terminan de entender que Nueva Esparta en tan solo 4 meses volteó la  mirada a Morel Rodríguez Avila y es lo que dicen la encuestas y la gente en cada acto político realizado en la región.

Lo cierto es que le dieron matarile a José María Fermín por estar de espaldas a la realidad insular y le castran su posibilidad de volver a Gobernar a Coche, pues con su experiencia política sabe muy bien lo que dice la calle. Pero como cada quien es dueño de sus actos y se entierra como quiere, pues ahí están los resultados de su error histórico.

Pretender hacer un consenso en base a la ficción no pasa de ser un cuento de poca categoría y deja el ensayo de la unidad mal cuadrado y alejado de lo que están pidiendo los ciudadanos de Nueva Esparta. Y con ese documento espureo y mal redactado se desviste la mentira de un Gobernador que no se dio cuenta como fue perdiendo su capital político y su conexión con la gente.

La tesis del consenso tan mal conceptuado es una locura política de habilidosos embaucadores de la política que todavía creen que engañar a la gente es una tarea fácil. Menos lo pueden hacer con una gestión que apagó las luces de su reactor hace buen tiempo y que a pocos meses de las elecciones de Gobernadores anda angustiado tratando de resucitar a un difunto que ya perdió el contacto con la realidad. Pero ante semejante bufonada la gente tomó sus propias decisiones para cambiar la realidad de una región que vio en los últimos 9 años el desbarrancamiento de una región convertida en territorio de la nada.

Aquí en Nueva Esparta las cartas están echadas y no habrá beneficios y la entrega de dólares que detenga esa ola de afectos que le muestra la gente de los pueblos de Margarita y Coche al gallo roblero. Por eso la teoría del consenso es a favor del único que genera emociones en una población que en estos últimos 4 años  paga con sangre, sudor y lágrimas el error histórico de haber elegido como Gobernador a un populista.

La realidad del país cambió y no vendrán los 8 dirigentes de partidos esmuletados y sin votos a imponer el rumbo de una embarcación que encalló por falta de capitán. Por eso el manifiesto de Coche es solo un saludo a la bandera que no pasa de ser un documento apócrifo sin forma, estilo y menos contenido.

Así que les digo a los dirigentes de Coche su ensayo es un fracaso que se pierde en el aire y desvirtúa las ambiciones de un gobernante que no hizo nada y pretende en cuatro meses cambiar la visión de una región que perdió la ruta por falta de Gobernanza.

Vendrán otras manifestaciones de los partidos vacíos y la gente se reirá de esas propuestas alejadas de la verdad y confundidas entre cielo y tierra.

ManuelAvila

Compruebe también

Demagogia en la frontera por César Pérez Vivas

Demagogia en la frontera que la llevo a tierra arrasada bajo el control de bandas crimínales, que imponen su ley