Cosas que debes saber cuando visitas una mezquita

Existen varias cosas que debes saber cuando visitas una mezquita para hacer un turismo responsable. Y es que, cuando se trata de visitar edificios tan singulares, deberemos mantener siempre el respeto por la cultura y las tradiciones de estos espacios.

No hay que olvidar que, cuando visitamos lugares de culto, hay que poner especial atención al silencio y no ponernos en lugares inadecuados. Esto se debe a que lo que para nosotros es una atracción turística, para otras personas es un lugar sagrado. El respeto es algo que debemos tener presente siempre, ya sea cuando visites una iglesia cristiana, una mezquita o un templo budista.

¿Qué es una mezquita?

En primer lugar, deberás saber qué es una mezquita antes de visitarla. La palabra árabe que se usa para denominar una mezquita es masjid, que significa ‘lugar de postración. Se sabe que la primera mezquita se ubicó en la casa del profeta Muhammad, en Medina.

Podemos encontrar mezquitas simples y mezquitas muy elaboradas. Sin embargo, todas tienen rasgos comunes y un espacio primordial que es el que le da sentido a la mezquita: el mihrab. Se trata de un pequeño espacio que se encuentra ubicado en dirección hacia La Meca. Sin el mihrab, no puede existir una mezquita.

Asimismo, estas cuentan con minaretes o torres para el llamado a la oración, un espacio de abluciones o lavado y, muy posiblemente, una o varias cúpulas. Para los musulmanes, cada mezquita es una casa de Dios, y son utilizadas para rezar, leer el Sagrado Corán y tomar lecciones sobre el Islam.

Vista interior de la mezquita de Solimán.

Cosas que debes tener en cuenta en tu visita

Si vas a visitar uno de estos templos en tu próximo viaje, ten en cuenta las siguientes claves para una buena convivencia con los practicantes de esta religión.

Lleva vestimenta adecuada

Cuando decidas visitar una mezquita, deberás tener en cuenta que en estas existen normas de vestimenta muy precisas. En el caso de los hombres, estos deberán usar camisas y pantalones holgados. Se recomienda que las camisas vayan abotonadas hasta arriba.

Para las mujeres, las normas son parecidas: no deberán llevar ropa ajustada, de preferencia faldas largas, cubriendo los tobillos. Con respecto a la parte superior, esta tendrá que estar cubierta, incluso el cuello y las muñecas. No deberás olvidar cubrirte el pelo con un velo o pañuelo.

Asimismo, en ambos casos, tanto para la vestimenta de hombres y como la de mujeres, deberán usarse colores respetuosos, es decir, de tonalidades sobrias y discretas.

Ten cuidado en cómo usas tu vestimenta

Cuando visites una mezquita y la recorras durante el rezo, deberás tener en cuenta unas normas de decoro y piedad, que conciernen al uso de la vestimenta. Y aunque son normas que son aplicadas solo a los musulmanes durante la oración, te aconsejamos que las sigas para respetar a los creyentes presentes en la mezquita. Entre estas acciones podemos destacar el arreglarse las prendas durante la oración o remangarse la camisa para descubrirse el brazo.

Cuida la postura en el interior de la mezquita

Probablemente sabrás que la oración en el interior de las mezquitas se realiza en el suelo. Por lo tanto, deberás tener cuidado para no interferir en el culto. Te aconsejamos sentarte en el suelo, entrecruzando las piernas, debido a que sentarse con las piernas estiradas es señal de poco respeto.

Por otra parte, deberás tener presente también que la posición de rodillas se encuentra reservada exclusivamente para los que profesan la fe musulmana. Es posible que te encuentres en la situación de asistir a un rezo de pie; en tal caso, evita poner las manos en la cintura, lo que es considerado un gesto irrespetuoso.

Evita alzar los ojos al cielo cuando se realiza el rezo, puesto que esto es considerado una falta de confianza en Alá. Esta norma es para los creyentes, pero te recomendamos, por respeto hacia ellos, que también la cumplas.

En el interior de una mezquita hay que cumplir ciertas normas de convivencia con los creyentes.

Quítate los zapatos antes de entrar a la mezquita

Al igual que ocurre en otros templos de distintas religiones, como la budista, es necesario que te quites el calzado antes de ingresar a la zona destinada a la oración. En la mayoría de las mezquitas podrás encontrar guardarropas para colocar el calzado. En el caso de las mezquitas de la India, encontrarás cuidadores de zapatos que cuidarán de estos a cambio de algunas monedas.

Hombres y mujeres deberán permanecer separados

Esto lo deberás tener en cuenta si tu plan es visitar una mezquita con alguien del otro sexo. De acuerdo a la tradición de la fe musulmana, las mujeres deberán estar separadas de los hombres.

La ubicación de hombres y mujeres puede cambiar, dependiendo de la mezquita que visites, pero siempre deberán estar separados. Así, en la mayoría de las mezquitas, la ubicación de las mujeres es en la planta superior o en la parte de atrás de la mezquita.

Teniendo en cuenta todas las recomendaciones anteriores, podrás visitar uno de estos templos sin caer en un gesto ofensivo para los practicantes de la fe musulmana. Una vez que te encuentres allí, procura prestar atención a todo, ya que son sitios que rebosan de cultura y tradición en cada rincón.

Notiespartano

Compruebe también

Lista completa de países abiertos al turismo con y sin restricciones

Las nuevas olas de Covid-19 y la aparición de variantes, en especial la denominada Ómicron, …