Productores de vacunas contra COVID-19 de China postulan a sumarse a programa COVAX

PEKÍN, 20 ene (Reuters) – China dijo el miércoles que tres farmacéuticas habían presentado postulaciones para aportar sus vacunas contra el COVID-19 al programa global COVAX, en la primera medida formal del país para entregar inyecciones desarrolladas localmente a la iniciativa.

Sinovac Biotech, China National Pharmaceutical Group (Sinopharm) y CanSino Biologics han solicitado sumarse al programa, dijo el miércoles la portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, en una conferencia de prensa.

El programa COVAX -liderado por la Organización Mundial de la Salud y la alianza de vacunas GAVI- comenzará a distribuir vacunas a países pobres y de medianos ingresos en febrero y espera entregar entre 2.000 millones y 3.000 millones de dosis este año.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo el lunes que el nacionalismo aplicado a las vacunas había puesto al mundo al borde de un «fracaso moral catastrófico» e instó a los países y fabricantes a distribuir las dosis de manera más justa en todo el mundo.

Las vacunas de Sinopharm y Sinovac ya se están distribuyendo en varios países, incluidos Brasil, Indonesia, Turquía y Emiratos Árabes Unidos.

Ninguna de las tres compañías ha dado a conocer al público datos detallados sobre la eficacia de sus vacunas, pero el acceso temprano limitado a las vacunas rivales desarrolladas por las farmacéuticas occidentales ha llevado a muchos países en desarrollo a solicitar las vacunas chinas.

Sinovac, Sinopharm y CanSino no ofrecieron comentarios de inmediato sobre cuándo esperan que COVAX apruebe sus vacunas, sobre cantidades de suministros, ni de datos que han proporcionado al programa.

COVAX no estuvo disponible de inmediato para hacer comentarios.

(Reporte de Cate Cadell, Editado en Español por Ricardo Figueroa)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH0J0QW-BASEIMAGE

Compruebe también

UE amenaza a China por reforma del sistema electoral en Hong Kong

UE amenazó el viernes a China con adoptar "pasos adicionales en respuesta" a la idea de una reforma del sistema electoral de Hong Kong,