Morel en el ruedo por Manuel Avila

De nuevo Morel Rodríguez Avila en el ruedo político y lanzó su primer misil «Voy con el pueblo a la Gobernación a salvar a Nueva Esparta», planteamiento que consigue eco en una sociedad abandonada a su suerte por los gobernantes de los útimos 8 años. Sabe Morel que los neoespartanos están pasando por las calamidades que nunca habían atravesado a lo largo de su historia. Por eso en vez de retirarse a los cuarteles de invierno se mete de nuevo en el zafarrancho de la política para quitarle el testigo de la carrera a quien muchos consideraron su sucesor, pero que solo se quejó y lo sigue haciendo en el transcurso de su mandato.

La gente de Nueva Esparta sabe de los 19 productos que tenía la cesta de comida que era entregada de manera gratuita y cuyo modelo copiaron los chavistas después de haber criticado hasta el cansancio ese beneficio que tanto ayudó a los pueblos de Margarita y Coche. Esa es una de la razones por las cuales vuelve Morel porque ve con preocupación como los problemas capitales del pueblo de Nueva Esparta no fueron solventados en los 8 años de gobierno de Mata Figueroa y Alfredo Díaz. Es que ni siquiera supieron que hacer para mantener las 108 escuelas nuevas que se construyeron entre los años 2004-2012, ni con las aulas de informática que superaron las 77 y tampoco con las Casas de Cultura que están por el suelo.

Sin dudas que en el plano educativo se vino encima de Nueva Esparta la peor desidia de su historia porque se abandonaron las escuelas hasta el punto de quedar derruidas esas instalaciones que le costaron mucho dinero al Gobierno de Nueva Esparta y que fueron fabricadas con esmero y dotadas de todos los elementos académicos y estructurales necesarios para dar calidad a la enseñanza en la región. Es una lástima que en estos 8 años nada se le hizo a una infraestructura escolar tan importante para el futuro de Nueva Esparta y ni siquiera un brochazo se le dio a una sola escuela.

Quiere decir que si no se queda rezagada para su construcción en la gestión de Morel Rodríguez la UEE «Juan Ramón Aguilera» de Chacachacare en el Municipio Tubores donde Mata Figueroa hizo la parte de la estrcutura metálica y Alfredo Díaz le puso los bloques, nada hubiesen hecho esas dos gestiones gubernamentales. Es que más nada se hizo en estos dos períodos de gobierno donde solo la excusa y la quejadera fue el principal ingrediente de gobiernos sin rumbo que no tuvieron la magia para llevar a Margarita y Coche por los caminos del progreso. Ni se hable de las dotaciones porque más nunca un laboratorio de biología, física o química se instaló en las escuelas estadales y de pupitres ni se diga porque nunca se entregó un pupitre en 8 años a los hijos de los neoespartanos.

Ni se diga de las Casas de la Cultura que desde la Francisco Lárez Granados de Juan Griego que se hizo nueva de paquete con todas las condiciones para competir con cualquier espacio de esa naturaleza en los distintos estados del país. el Pequeño Teatro de Los Robles, El Conservatorio de Música y Danzas «Alberto Requena», La Casa de la Cultura  de La Auyama y la rehabilitación de las infraestructuras de la Vásquez Brito a la cual nada le faltaba y eso lo puede corroborar su Director Ismael Felipe, el Museo «Francisco Narváez» por el cual luchó hasta más no poder el escultor y pintor Arturo Millán ante quien me quito el sombrero por su lucha para mantener las instalaciones y conseguir con el Gobernador Morel Rodríguez el edificio administrativo de ese espacio del arte que ha sido confinado al abandono y a la ruina. En ese mundo cultural también quedó sepultado el Gobierno de Nueva Esparta en las dos gestiones de Mata y Díaz y si no hubiese sido por la magia que ha realizado Jorge Marcano sin presupuesto, nada tendría que contar este gobierno del momento. Ni compresores para los aires acondicionados ha recibido Salas en el Pequeño Teatro de Los Robles, ni la Casa de la Cultura «Juan Fermín Millán», el auditorio central de la Casa de la Culrura » Ramón Vásquez Brito» y el resto de las sedes culturales que están abandonadas a su suerte.

Por eso vuelve Morel Rodríguez a aspirar a la Gobernación de Nueva Esparta porque en los últimos 8 años la inercia, el abandono y la desidia ha sido la marca de fábrica de dos gobiernos que metieron a Nueva Esparta en el congelador de la historia. Pero lo más triste es que les dejó Morel a Mata y Alfredo Díaz las 9 unidades del Tren de la Salud que cada semana recorrían los distintos pueblos de Margarita y Coche con su equipo de profesionales a dar salud a los margariteños y en estos 8 años ni eso hicieron los gobernantes en tiempos cuando el pueblo más amerita de atención porque ya no se puede pagar ni una consulta médica por los altos costos de las tarifas y por el costo de las medicinas.

Ni hablar de los beneficios de los trabajadores porque desaparecieron los sindicalistas y si no fuera por La Tierna Guilarte que anda reclamando los beneficios del personal administrativo de la Gobernación y a Edgard Brito largando el cuero en las luchas por los beneficios de los obreros, nada se podría decir de alguna labor sindical. Es que parece que a los sindicalistas le congelaron el cerebro al olvidar que en otros tiempos dieron grandes luchas y no se puede olvidar a aquel personaje que megáfono en mano lanzaba alaridos de protesta y gritos de sayona herida para lograr las reivindicaciones de los docentes y ahora que está sentado en el sillón solo se ocupa de entregar pergaminos de la mentira para crear fantasías laborales que no pasan de simples saludos a la bandera. Por eso la pregunta ´donde quedaron las guerrillas sindicales del magisterio que luchaban como guerreros para el beneficio de los educadores insulares? La respuesta se la dan los mismos docentes al señalar que son amigos y colegas del jefe y por eso no quieren tirar una piedra a la vidriera de su hermano de luchas. Pero esa no es la respuesta porque vimos de cerca los alborotos, las luchas, los encadenados y encadenadas y no se borra de nuestra mente las marchas, los gritos, las consignas y la clase guerrera de los sindicatos docentes. Ahora nadie reclama y solo mantienen la tesis del Gobernador «No nos envían los recursos», planteamiento que queda fuera de lugar en medio de una crisis que se lleva en los cachos los 3 dólares mensuales que ganan los docentes estadales y que solo les alcanza para dos harina pan.

En medio de la crisis se vienen las elecciones de gobernadores y dicen que la de alcaldes, pero todavía no hay nada cierto con la de los gerentes municipales. En esa contienda que se avecina le corresponde a la sociedad neoespartana volver a tomar el carril de la gobernanza, pues es evidente que ante el fracaso rotundo de Mata y Alfredo Díaz en los 8 años más calamitosos de la historia de Nueva Esparta se presenta de nuevo Morel Rodríguez como la opción triunfadora ante la aspiración reeleccionista de un Gobernador que solo se quejó por la falta de recursos y un Mata Figueroa que con la fuerza del gobierno no supo gobernar a Nueva Esparta.

Esa es la respuesta que hay en la calle cuando Morel Rodríguez se asoma de nuevo en sus aspiraciones de gobernar a Nueva Esparta y con tres aspiraciones fugaces una en Playa Valdez con los pescadores, la otra en una cancha techada de Los Cocos y la tercera en un hotel asuntino donde se desbordó la pasión de los capitalinos por un Gobernador a quien vieron traer progreso a la Ciudad del Silencio. Eso es lo que está ocurriendo en Nueva Esparta donde Morel ya le dijo a los neoespartanos que está de vuelta y en plenas condiciones físicas y mentales para devolver la tranquilidad a los habitantes de Margarita y Coche.

No es una prueba de fuego fácil por las condiciones económicas que atraviesa el país, pero la gente de los pueblos insulares confían en el Gobernador que en un 80% construyó el desarrollo de Nueva Esparta y que está empeñado en ir de las mano del pueblo a la Gobernación para poner orden en la casa. Es la hora de medir una gestión monumental contra la nada populista que en 4 años solo se dedicó a cortar monte y a entregar pergaminos de la mentira, pero de la Gobernanza como tal nada se hizo en una gestión incolora, inodora e insípida que nada le dejó a Nueva Esparta.

Las cartas están echadas y ya la gente se inclina por quien le garantiza el futuro a los pueblos de Margarita y Coche. A lo mejor inventan cuentos de caminos, leyendas sin fundamento y trastadas comunicacionales sin destino, pero a Morel no le quitarán lo bailao como dice el refrán, pues las obras están en los distintos pueblos y ciudades donde la gente sabe diferenciar progreso de la nada gubernamental.

Solo se trata de medir las gestiones y hacer las comparaciones para devolver a Margarita y Coche el futuro que se merecen, pues si estos cuatro años fueron perdida de tiempo, sin dudas que Nueva Esparta apoyará a Morel contra quien se atraviese en su camino, pues es evidente que gestión mata cualquier intento de desacreditar y no hacer nada, pues jugar a la locura de repetir que Morel Rodríguez no hizo una sola escuela en Nueva Esparta como dijo el improvisado Director de Educación de este gobierno es solo perder el tiempo entre sustantivos, adjetivos y verbos, Pura mentira que solo apunta a rendirse antes de tiempo en una lucha por el poder que solo requiere de seriedad y mostrar la gestión como única salida para recibir el apoyo popular, pues como dice el refrán «Fácil es decirlo, lo difícil es hacerlo».

Enciclica/ManuelAvila

Compruebe también

“Pueblo a pueblo Vamos ganando” por Morel Rodríguez A

“Pueblo a pueblo luego de haber anunciado que aceptaba el llamado que me venían formulando digo con franqueza que iniciamos con muy buen pie