¿Qué es ser lithsexual? La etiqueta sexual que pocos conocen

En pleno siglo XXI podría decirse que la mayoría está familiarizado con los términos heterosexual, homosexual, bisexual, etc. Sin embargo, hay una gran cantidad de etiquetas enfocadas en la orientación sexual que se desconocen, como es el caso del hombre lithsexual, una categoría poco conocida entre las masas.

¿Pero qué es ser lithsexual? Independientemente del sexo al que usted se sienta atraído, la palabra lithsexual, la raíz lith es piedra en griego, haciendo referencia a su apetencia sexual, es decir, experimenta una atracción sexual hacia otra persona, pero sin necesidad de ser correspondido.

De hecho, esta persona no pretende conquistar o ganarse a nadie, ni que sus sentimientos sean correspondidos, en pocas palabras, él prefiere una atracción o un amor platónico, dejando de lado las reglas de las relaciones convencionales.

A diferencia del amor idealizado que guarda una mínima esperanza de que algún día se vuelva realidad, el lithsexual siente satisfacción en el exclusivo hecho de desear sin ser deseado, no quiere ni necesita más.

Suena un poco extraño y sin sentido, pero en realidad es más común de lo que muchos pensarán. No hay frustración ni incomodidad, ya que no está interesado en que exista algún resultado a partir de su interés, pero tampoco es masoquismo, no busca sufrimiento.

La indiferencia por parte de esa persona en la que ha fijado sus ojos le produce un placer estimulante, y si existiera reciprocidad, es probable que la atracción termine. Asimismo, la sexualidad no es relevante y la de la persona que le atrae tampoco.

Esta curiosa orientación sexual tiene su propia bandera, incluye cinco franjas de colores, enumerados de arriba hacia abajo, son los siguientes: rojo, naranja, amarillo, blanco y negro.

La primera franja simboliza la sociedad, vitalidad y sensibilidad. La segunda se encarga de identificar al lithsexual. La tercera hace referencia a la diversidad en la atracción, representa la camaradería, la lealtad y el honor. Por último, el blanco y negro simbolizan los contrastes, el amor idealizado y lo asexual, respectivamente.

Notiespartano

Compruebe también

6 Características de un buen amante

Es inevitable cuestionarnos sobre las características que deben ser propias de un buen amante, quizá …