Acusaciones por corrupción y responsabilidad de muertes del Covid-19 marcó último debate entre Trump y Biden

El presidente de Estados Unidos, el republicano Donald Trump, quien busca la reelección en los comicios del 3 de noviembre, se presentó este jueves (22.10.2020) al último debate con su oponente demócrata Joe Biden, quien lo acusó de ser el «responsable» de tantas muertes por el COVID-19 y que por eso «no puede seguir en el poder».

 «Cualquier que sea responsable de tantas muertes no debería seguir siendo presidente de Estados Unidos», afirmó Biden, de 77 años, y advirtió que se viene un invierno «oscuro» en el país con más muertos en el mundo por el virus, en términos absolutos.  

El debate se desarrolla en Nashville, Tennessee, hasta donde ambos candidatos a la presidencia llegaron luego de someterse a una prueba del COVID-19, en la que ambos dieron negativo.

El cara a cara se realizó en segmentos de preguntas sobre diferentes temas que fue moderado por la periodista de televisión estadounidense que trabaja para NBC News, Kristen Welker, quien logró poner orden y llevar de manera correcta el debate. 

Acusaciones de corrupción

Por su parte, el presidente Trump de 74  años, insistió en que habrá una vacuna anticovid-19 «en cuestión de semanas», durante el primer bloque del debate. 

«Creo que (habrá una vacuna) dentro de semanas, y será distribuida muy rápido», dijo Trump, quien, interpelado por la moderadora sobre cuál será la farmacéutica que lo conseguirá, dijo «Johnson&Johnson lo está haciendo muy bien, Moderna lo está haciendo muy bien, Pfizer lo está haciendo muy bien». 

Posteriormente acusó a Biden, de haber recibido 3,5 millones de dólares de Rusia, a través de sus vínculos con la Alcaldía de Moscú. 

«Joe consiguió 3,5 millones de dólares de Rusia y vinieron de (Vladímir) Putin porque fue muy amigable con el exalcalde de Moscú y fue la esposa del alcalde de Moscú, y usted obtuvo 3,5 millones de dólares», dijo Trump a Biden.

Al respecto, el candidato demócrata respondió que nunca recibió «ni un centavo» de un país extranjero.  «Nunca he recibido ni un centavo del extranjero en toda mi vida», indicó Biden frente a las acusaciones que el mandatario repite desde hace semanas de que hubo irregularidades en los negocios del hijo del candidato, Hunter Biden, cuando su padre era vicepresidente(2009-2017). 

Cuenta de Trump en China

«El tipo que se metió en problemas en Ucrania fue este (Trump), que intentó sobornar al Gobierno ucraniano para que dijera algo negativo sobre mí, lo que no hicieron», dijo Biden respecto al episodio que ocasionó el juicio político contra el presidente. 

«No he recibido ni un centavo de ningún Gobierno extranjero en mi vida», agregó el que fuera vicepresidente de Barack Obama entre 2009 y 2017 y recordó que Trump paga más impuestos en el extranjero que en Estados Unidos y que tiene una cuenta bancaria secreta en China. 

Trump, sin embargo, defendió que la cuenta estuvo activa entre 2013 y 2015 cuando estaba dedicado a negocios inmobiliarios y también defendió haber «prepagado millones de dólares» en impuestos antes de llegar a la Presidencia, aunque no presentó nada para probarlo. 

«Yo ya he prepagado millones de dólares en impuestos, nadie me lo había dicho», dijo Trump, al asegurar que fue decisión de sus contables y que apenas fue informado de ello la semana pasada. 

Separación de familias migrantes

Durante otra parte del debate, el candidato demócrata tachó de «criminal» la política de separación de familias migrantes, mientras que el presidente Donald Trump defendió que su Gobierno «trata muy bien» a los 545 niños cuyos padres todavía no ha localizado después de implementar esa medida.

«Es algo criminal (…) Hace que seamos el hazmerreír del mundo y viola todo los conceptos de lo que somos como nación», dijo Biden sobre la separación de familias en la frontera con México:

El exvicepresidente comentaba así la noticia de que, más de dos años después de que Trump impusiera su política de separación de familias indocumentadas en la frontera, los abogados que llevan el caso todavía no han logrado localizar a los padres y madres de al menos 545 menores de edad arrebatados de sus progenitores.

Trump aseguró que su Gobierno está «intentando muy en serio» localizar a los padres de esos menores, a pesar de que no es cierto que su Ejecutivo los esté buscando, sino que los que lo hacen son abogados y grupos de derechos humanos seleccionados por un tribunal.  

«Los estamos tratando tan bien, están en instalaciones que son tan limpias», afirmó Trump sobre los niños separados de sus padres. El presidente también denunció que «a los niños los han traído ‘coyotes’ (traficantes) y mucha mala gente», algo que Biden rebatió de inmediato al insistir en que vinieron «con sus padres».

El candidato demócrata también se distanció de la política migratoria del presidente con el que él gobernó como vicepresidente, Barack Obama, cuando la moderadora le recordó que durante ese mandato no se aprobó una reforma de inmigración y se llegó a un récord de deportaciones.

«Llevó demasiado hacer las cosas bien (bajo el Gobierno de Obama). Yo seré presidente, no vicepresidente», afirmó Biden. El exvicepresidente reiteró su promesa de que, en sus primeros 100 días de Gobierno, enviará al Congreso una propuesta migratoria que contendrá «una vía a la ciudadanía para los más de 11 millones» de indocumentados que hay en Estados Unidos.

Su plan también incluirá a los indocumentados que llegaron al país cuando eran niños, conocidos como «soñadores», agregó. Biden también criticó las restricciones al derecho de solicitar asilo que ha impuesto Trump, llevadas al extremo durante la pandemia, al denunciar que los indocumentados «están viviendo en la miseria en el otro lado del río» que separa Estados Unidos de México.  

Señalamientos mutuos de racismo

En el bloque del cara a cara dedicado al racismo en el país, Trump declaró: «Creo que tengo grandes relaciones con todo el mundo, soy la persona menos racista de esta sala».

Biden y Trump aprovecharon el bloque del debate dedicado al racismo para acusarse mutuamente de haber perjudicado más a la comunidad afroamericana.

Trump recordó que su rival fue el impulsor en el Senado de una ley del crimen en 1994 que provocó que miles de afroamericanos terminasen entre rejas y que él aprobó una reforma en el sentido contrario poco después de llegar al poder.

Además, dijo que ha sido el presidente que más ha hecho por la comunidad negra en la historia de Estados Unidos con la posible excepción de Abraham Lincoln, quien abolió la esclavitud en 1863. 

Biden, por su parte, repasó el historial de comentarios racistas de Trump y recordó que en 1989 abogó por la pena de muerte para un grupo de adolescentes afroamericanos conocidos como los «Central Park Five» que fueron acusados de un crimen que no cometieron.

Trump, sin embargo, dio un giro discursivo en pleno bloque sobre racismo para insistir de nuevo en sus acusaciones contra Biden de haber aprovechado su posición política para recibir dinero de gobiernos extranjeros directa o indirectamente. 

«Si todo esto es cierto, es un político corrupto», dijo Trump al insinuar que Biden recibió pagos de países como China, Rusia, Ucrania o Irak.

«Esto es un montón de basura», respondió el demócrata, quien ya había negado minutos antes todas esas acusaciones, a lo que Trump replicó con que Biden se estaba haciendo pasar por un «inocente bebé». 

Notiespartano/DW.com/EFE

Compruebe también

Muere expresidente francés Giscard d’Estaing

Muere expresidente francés Giscard d'Estaing tenía 94 años y fue líder de Francia entre 1974 y 1981, recientemente hospitalizado en Tours,