Disfruta de los tesoros de la Riviera Maya

La Riviera Maya, tierra de innumerables tesoros, es una región turística de la costa caribeña de México. Está ubicada en la parte oriental de la península del Yucatán, en el estado de Quintana Roo. Se extiende unos 140 kilómetros a lo largo del litoral entre Isla Blanca al norte y Punta Allen al sur.

Es un destino muy solicitado por sus increíbles paisajes. Sus largas de fina arena bañadas por aguas cristalinas de color turquesa, así como su barrera de coral, la segunda más grande del mundo, atraen a miles de viajeros que quieren gozar tomando el sol o buceando en los arrecifes. Vamos zambullirnos en algunos de los tesoros que esconde la Riviera Maya. ¿Nos acompañas?

Tesoros de la Riviera Maya: restos arqueológicos

La de los mayas fue una de las culturas precolombinas más importantes  de la región mesoamericana. Se desarrolló a lo largo de aproximadamente dos milenios en los actuales territorios de Guatemala, el sureste de México, Belice, la parte occidental de Honduras y El Salvador.

Los mayas se organizaban en ciudades-estado en las que se desarrolló una arquitectura monumental. Ejemplo de ello son las grandes pirámides que todavía hoy se conservan en mitad de la selva y que han sido fuente de inspiración de innumerables películas. En la Riviera Maya vamos a poder admirar algunos de estos tesoros mayas, concretamente, en Tulum y Cobá.

1. Tulum

Ruinas mayas de Tulum

Tulum es un sitio arqueológico que se encuentra ubicado en la ciudad homónima. Los edificios que hoy pueden apreciarse fueron construidos durante el Periodo Posclásico, entre el 1200 y 1450 de nuestra era. Se sabe que a la llegada de los primeros europeos la ciudad todavía estaba habitada, aunque a fines del siglo XVI ya estaba abandonada.

Es uno de los principales atractivos turísticos de la Riviera Maya y una de las paradas de muchos cruceros. Esto convierte el sitio arqueológico en un hervidero de turistas que, en muchas ocasiones, impide disfrutar con tranquilidad la visita a muchos de los templos. A pesar de ello, visitar el sitio arqueológico de Tulum no te defraudará.

2. Cobá

Ruinas de la ciudad maya de Cobá

Cobá es otro de los sitios arqueológicos que podrás visitar en la Riviera Maya. Eso sí, este no se encuentra en la costa, por lo que visitarlo requerirá desplazarse expresamente a la zona arqueológica. Está situada a 47 kilómetros de Tulum y puedes llegar por la carretera 109 dirección a Nuevo Xcan. Existe transporte público que hace este recorrido.

Los primeros asentamientos se produjeron entre el año 100 a.C. y 300 d.C. Eran aldeas que fueron creciendo y paulatinamente fueron concentrando el poder político y económico. El momento de máximo apogeo de Cobá fue durante el Periodo Clásico (500-900 de nuestra era). Muchos de los edificios que hoy podemos admirar fueron construidos en ese período.

Isla Mujeres: otro de los tesoros de la Riviera Maya

Playa de Isla Mujeres

A tan solo 13 kilómetros de Cancún nos encontramos con un verdadero tesoro para los amantes del mar, del buceo y del esnórquel: Isla Mujeres. Es una pequeña isla que en la antigüedad estaba consagrada a la diosa de la luna, el agua, la fertilidad, el textil y la medicina: Ixchel.

Los europeos que llegaron la bautizaron como la Isla de las Mujeres por la enorme cantidad de imágenes femeninas que encontraron en ella.

Existe la posibilidad de alojarte en alguno de los complejos hoteleros de la isla, aunque, si prefieres hacer una visita exprés, desde Cancún podrás llegar fácilmente en ferry. Para los más aventureros, existen compañías que ofrecen llegar a la isla en catamarán.

Una vez ahí, podrás relajarte en alguna de sus maravillosas playas como la Playa Norte. Cerca de la isla existen fantásticos arrecifes de coral, lo que proporciona excelentes lugares de buceo tanto para principiantes como para expertos. También podrás compaginar el deporte con el arte, pues debajo de estas aguas caribeñas está el Museo Subacuático de Arte (MUSA).

Los cenotes

Cenote Samula Dzitnup, uno de los tesoros de la Riviera Maya

Uno de los tesoros de la Riviera Maya y de la península del Yucatán en general son los cenotes. Estos son depósitos de agua manantial con cierta profundidad que se formaron en cavernas tras el derrumbe de los techos de una o varias cuevas. Hay varios tipos de cenotes: subterráneos, semiabiertos y abiertos.

La estructura de los mismos depende de su edad, pues generalmente los más nuevos mantienen la cúpula y, por tanto, son subterráneos. En cambio, los más viejos son los abiertos por el desprendimiento del techo a causa de la erosión. Para los mayas eran lugares sagrados que formaban parte de sus rituales. 

En la actualidad, muchos de estos cenotes se han habilitado como zonas de baño para los turistas o como lugares para practicar submarinismo. Si se te ha despertado el interés por bañarte en las aguas sagradas de uno de estos mágicos lugares, en la Riviera Maya lo podrás hacer en los cenotes Tajma-hál, Gran Cenote o Chac Mool.

Existen otros muchos impresionantes cenotes a lo largo de la península del Yucatán. Si te gusta la experiencia de nadar bajo tierra hay agencias de viajes que ofrecen tours que recorren los más impresionantes cenotes del Yucatán.

Compruebe también

9 lugares para los amantes de aves

El llamado ‘turismo ornitológico’ u ‘orniturismo’ es cada vez más practicado, no solo para estudios de científicos, …