Plan País presentó solución para recuperar el Arco Minero

La destrucción del territorio al sur del río Orinoco a consecuencia del Arco Minero es devastadora. Así quedó demostrado este jueves en el programa Plan País Presente En Vivo, que contó con la participación de la diputada por el estado Amazonas, Mauligber Baloa, el diputado por el estado Bolívar y comisionado presidencial para el Arco Minero, Américo De Grazia y el coordinador técnico de Plan País Ambiente, Antonio De Lisio.

Los pueblos indígenas no solo han disminuido su calidad de vida, sino también han confiscado sus derechos.

“El CNE nos quitó el derecho a la organización y a la participación política, también tenemos nuestras tierras ocupadas por fuerzas paramilitares y esas tierras nos pertenecen por tradición. A esto le sumamos que el gobierno usurpador les dio permisos a empresas trasnacionales para hacer exploración y explotación de minerales sin consultarnos. Se han aprovechado de nuestros recursos, lesionando la cultura de los pueblos originarios, derechos que están consagrados y reconocidos a nivel internacional”, dijo Baloa sobre la situación de Amazonas.

Arco Minero causa destrucción

Américo De Grazia denunció que el Arco Minero es invasivo para el territorio nacional, que equivale a 500 mil kilómetros y que actualmente se encuentra ocupado por organizaciones irregulares internacionales que se han dedicado a la minería en la zona. Esta situación incrementó los niveles de violencia a “niveles de barbarie, de masacres, de mutilaciones y desapariciones”.

“Venezuela tenía alternativas antes de llegar Hugo Chávez al poder. Si bien tenía problemas, no se parecen en nada a los que hoy vive el pueblo al sur del país: la malaria, el desplazamiento, la masacre institucionalizada y el envenenamiento de las aguas”, alertó De Grazia.

El parlamentario además advirtió que el Arco Minero no solo afecta a los pueblos indígenas o a las comunidades que habitan cerca de estas zonas. “Hoy Maracaibo no tiene electricidad porque Guri no tiene la capacidad de otros tiempos, no solo por la falta de inversión sino porque su fuerza hídrica disminuyó por el daño a las cuencas en la explotación de las minas”.

De Grazia también expresó su preocupación por la ocupación ilegal de parte del territorio de Canaima por 59 focos mineros y resaltó la importancia de ponerle un alto a esta situación y comenzar un plan para la recuperación de estos espacios.

“Sí hay alternativas y en Plan País presentamos opciones distintas. Primero, hay que romper el paradigma del rentismo, del extractivismo y comenzar a cuidar nuestros ríos, nuestro clima. Este es uno de los propósitos más nobles y fundamentales que tenemos para la nueva Venezuela y estoy convencido de que eso se puede lograr”, dijo.

A su juicio la cultura de la población cambia en función del estímulo que reciben por parte del Estado. “Si tú estimulas el negocio ilegal eso es lo que cosecharás, pero un gobierno de emergencia nacional se enfocará en ofrecer estímulos a una economía sustentable e inclusiva; eso es Plan País”.

Soluciones para recuperar el ambiente

El diputado De Lisio, por su parte, expuso un conjunto de soluciones que están comprendidas en el Plan y que se siguen optimizando. “Lo primero que debemos hacer es retornar a las actividades que pueden darle vida a la economía sostenible. En los bosques del Arco Minero tenemos loa principios activos para confrontar muchas enfermedades y que se han robado farmacias del primer mundo, esa es una oportunidad”.

De acuerdo con el experto ambiental, Venezuela tiene 70 mil kilómetros de bosque que puede aportar y la parte ambiental será clave para el otorgamiento de créditos de empresas internacionales, para generar ingresos por bonos de carbono y de conservación.

“Sí hay propuestas para reconstruir Venezuela. Hay que pensar que el Arco Minero no es el futuro. Recuperar el turismo para entrar en las rutas ecológicas internacionales, que las comunidades, los indígenas, las mujeres puedan formar parte de esa economía sustentable y no se vean obligados a formar parte de una actividad ilegal como la minería o la prostitución”, manifestó.

La diputada Baloa apoyó el planteamiento al asegurar que se demostró que las cooperativas turísticas en el sur del estado Amazonas funcionan y se convierten en los cuidadores del territorio. “Va a haber minería porque ya esos territorios fueron tomados pero que lo que se produzca se haga respetando al ambiente y lo que se produzca sea para el bienestar de los pueblos indígenas y los venezolanos”.

Covid-19 en Amazonas

El covid-19 agravó la situación de los habitantes del estado Amazonas, quienes cuentan con un solo hospital y no tienen suficientes equipos de bioseguridad para la protección del poco personal de salud que hay.

“En este momento, en el hospital no hay un par de guantes para atender a un enfermo de cualquier patología. No han declarado a ningún muerto por covid-19, pero lo han enterrado, arrancándoselos a sus familiares, metiéndolos en tres bolsas y enterrándolos en la noche en el cementerio municipal”, denunció la diputada representante del estado.

Baloa advirtió que la tradición milenaria de los pueblos indígenas venezolanos actualmente está en jaque porque los ancianos se están quedando solos, puesto que los jóvenes migran a Brasil buscando sobrevivir y huyendo de la miseria y la destrucción del Arco Minero.

Notiespartano/ElNacional

Compruebe también

Venezuela duplica exportaciones de petróleo en noviembre

Venezuela duplica exportaciones de petróleo en noviembre con respecto al mes anterior, impulsadas por compras de nuevos clientes