Bélgica frena desconfinamiento por aumento de casos de COVID-19

BRUSELAS, 15 jul (Reuters) – Bélgica pospuso el miércoles una nueva relajación de las normas sobre reuniones sociales tras el aumento del número de infecciones por coronavirus, y la primera ministra dijo que no podía descartar la reintroducción de cuarentenas en las zonas más afectadas.

Sophie Wilmes sostuvo en rueda de prensa que la tasa de reproducción de los contagios por COVID-19 había vuelto a aumentar por encima de 1, lo que indica que el virus se está propagando de nuevo de forma exponencial en el país.

«Esto significa que la epidemia está empeorando, ganando fuerza, aunque sea de manera limitada en este momento», señaló Wilmes tras una reunión para decidir los próximos pasos. «Pero no es bueno y estamos vigilando la situación muy de cerca».

Bélgica controló el virus imponiendo un estricto confinamiento, y el martes comunicó la ausencia de nuevas muertes relacionadas con el virus en las 24 horas anteriores por primera vez desde el 10 de marzo.

El número total de muertes registradas por el Instituto Nacional de Salud Pública Sciensano se situaba en 9.788 el miércoles. En un país de 11,5 millones, lo que equivale a unas 850 muertes por millón, la tasa más alta del mundo aparte de la pequeña ciudad Estado de San Marino.

Las medidas de confinamiento impuestas en marzo se han suavizado con el aplanamiento de la curva de infecciones confirmadas, que se sitúan en 62.872. Sin embargo, el promedio diario de nuevos casos en los últimos siete días fue de 96, un 8% más que la semana anterior.

Wilmes dijo que todavía se seguirá aplicando una regla que limita a 15 el número máximo de personas que se pueden ver a la semana y —señalando que la tasa de infección era mayor entre los jóvenes— dijo que se mantendrá la prohibición de los clubes nocturnos y otras concentraciones de «supercontagio».

(Reporte de John Chalmers; editado en español por Tomás Cobos y Javier Leira)

Compruebe también

Detenido sospechoso de contacto con autor de atentado de Niza

Detenido sospechoso por su posible complicidad con el autor del atentado islamista en Niza